21 feb. 2011

De vuelta a la vida

Habré perdido esa chispa que me distinguía de la absurda burla social, hoy me he dado cuenta que un simple jarro que utilizo todos los días para beber agua contiene toda una obra de arte, algo tan simple que desde hace un año tengo en mis manos le había pasado por encima... un paisaje del campo, casita azul, verde y frondoso pasto, bellos arboles y un esplendido sol embellecen este simple utensilio, todo este tiempo bajo mis narices, llamándome a despertar del sueño de no vivir.

La cotidianidad, el medio, la sociedad, el falso consumismo me ha envuelto en los últimos meses, ya no veo con claridad la belleza que antes notaba con facilidad.

Me han vuelto las ganas de leer, de escribir, de ver, de tocar, de sentir, querer, amar, escuchar, de percibir, abriendo mis ojos estoy al mundo, ya basta de deambular.

Es hora de volver a mi verdadero Yo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario